Medioambiente.

El Día Mundial del Medio Ambiente aboga por estilos de vida y economías con bajas emisiones de CO2.

El lema de este año es "¡Deje el hábito! Hacia una economía baja en carbono". Nueva Zelanda es el punto neurálgico de esta jornada.

Desde 1972, el Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora el 5 de junio de cada año con el objetivo de que los ciudadanos del mundo reflexionen sobre el estado de salud de la Tierra. En esta edición se hace hincapié en los recursos e iniciativas que promuevan estilos de vida y economías con bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2), como la mejora de la eficiencia energética, las fuentes alternativas de energía, la conservación de los bosques y el consumo ecológico.

Bajo el lema "¡Deje el hábito! Hacia una economía baja en carbono", las principales celebraciones internacionales del Día Mundial del Medio Ambiente 2008 se llevarán a cabo en Nueva Zelanda, uno de los primeros países en prometer un futuro de carbón neutral, según informó el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Este organismo advierte de que el cambio climático se ha convertido en una cuestión clave de nuestra era. Por ello, pide a los países, las empresas y las comunidades que se concentren en buscar el modo de reducir las emisiones de CO2. "Lo que necesitamos son acciones para disminuir, detener y revertir el crecimiento de las emisiones mundiales de los gases de efecto invernadero. Es esencial que se dé una transición hacia una economía de bajo consumo de carbón para lograr esto", subrayó Achim Steiner, subsecretario general de la ONU y director ejecutivo del PNUMA.

Naciones Unidas apuesta por incluir una mayor eficiencia energética en edificios y aparatos eléctricos

Para eliminar el uso del carbón en las economías y estilos de vida, Naciones Unidas apuesta por incluir una mayor eficiencia energética en edificios y aparatos eléctricos, mediante la utilización de bombillas de bajo consumo o el uso de fuentes renovables de generación de electricidad. También destaca la importancia de conservar los bosques. Se calcula que el 20% de las emisiones que contribuyen al cambio climático resultan de la deforestación.

Transporte

En España, las principales asociaciones ecologistas han organizado diversos actos para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, que llaman la atención sobre el creciente impacto del sector del transporte en el cambio climático.

El transporte consume hoy en día el 39% de la energía final en nuestro país

"Muévete contra el cambio climático: menos coches y menos carreteras" es el lema que han elegido Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena para celebrar esta jornada. Estas ONG recuerdan que si el sector del transporte no se hace cargo de su responsabilidad frente al cambio climático, podría peligrar el cumplimiento del Protocolo de Kioto y se reduciría la efectividad de las mejoras conseguidas por otros sectores.

El transporte consume hoy en día el 39% de la energía final en nuestro país y es el sector que más ha incrementado las emisiones de gases de efecto invernadero desde 1990; "supone ya casi un cuarto de las emisiones de CO2 españolas", afirman las citadas organizaciones, que creen que es urgente replantearse el modelo de movilidad actual. Desde 1995, el peso de los automóviles fabricados en Europa ha aumentado un 15% y su potencia un 28%, siendo estas, según los ecologistas, "las claves del fracaso" de la industria automovilística a la hora de cumplir con su compromiso de reducir las emisiones de los vehículos a 140 gramos de CO2 por kilómetro recorrido para 2008.

Reclamaciones de los ecologistas

Las organizaciones ecologistas piden las siguientes medidas para reducir las emisiones de CO2 del transporte:

- Limitar de forma obligatoria las emisiones de los nuevos automóviles comercializados a partir de 2012 a 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido y a 80 gramos para 2020.

- Reducir las necesidades de transporte motorizado a través de una disminución del tráfico por carretera en un 15% para 2012 respecto a 2006.

- Aumentar la participación del ferrocarril, tanto en el transporte de pasajeros como de mercancías, hasta alcanzar un 25% del total en 2012 y frenar el crecimiento del tráfico aéreo estabilizándolo a los niveles de 1990.

- Impulsar con carácter urgente una Ley de Movilidad Sostenible que, entre otras cuestiones, obligue a desarrollar y poner en práctica Planes de Movilidad Sostenible, con restricciones al uso excesivo del automóvil al tiempo que se fomenta el transporte público.

- Revisar en profundidad el Plan Estatal de Infraestructuras para el Transporte (PEIT), condicionando y paralizando la construcción de todas las nuevas infraestructuras hasta que se realice una correcta evaluación del impacto del proyecto sobre la Red Natura 2000 y se haya garantizado la compatibilidad de éste con las obligaciones internacionales en materia de cambio climático.

 

Saludos.

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar